poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad ......................................................................................................
SERVICIOS PSICOLOGICOS. (787)763-2228 Policlinica Dr. Alcantara. Ave. Simon Madera #804 Villa Prades, Rio Piedras, P.R. M-J 3:00-7:00PM
......................................................................................................

28 oct. 2007

Badiou, Zizek: Dos afirmaciones y ningún diálogo.

por Ricardo Duró

Noviembre de 2003 fue un mes con dos visitas “interesantes”. Ambas de pensadores llegados desde Europa a Buenos Aires.
Primero arribó Alain Badiou. Hizo varias presentaciones. Una de ellas se llevó a cabo por invitación de la Escuela de Orientación Lacaniana, EOL, y en su sede central. Allí estuvimos.
Pocos días después, Slavoj Zizek, también “aterrizó” en “la más europea de las capitales” latinoamericanas para su propia serie de exposiciones. CIUDAD POLITICA presenció, en la persona del Lic. Sebastián Barbosa (1), la conferencia que el esloveno diera en el patio de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.
Así, después de la escucha de Badiou y de la lectura de Zizek, se impuso el siguiente cruce controversial.

"Aquello que se mira y no se ve
se llama invisible”.
Lao Tse

Filosofía, Lacan, AntiFilosofía
El “pro y anti” que se desprende de este subtítulo no es una dicotomía que hayamos imaginado para enfrentar a los dos pensadores nombrados, según sus diferentes tipificaciones de Lacan. Tal partición fue expresada por Badiou.
Para nosotros la cuestión trasciende dualismos.
¿Se trata de “saber” si la verdad [V] del filosofar implica, o no, la dimensión ontológica del sujeto [S]; si la filosofía puede “actuar” y seguir siendo filosofía?
O sea ¿es filosofía si opera sobre el sujeto (sobre el Ser [s] diría Badiou)?

Badiou
Vamos a compartir lo afirmado por Alain Badiou en la EOL, “charla” que contó con la presentación del orador por parte del prestigioso Psicoanalista y Escritor argentino, Germán García.
Primeramente, el pensador francés habló de un enfrentamiento. Dijo: “Lacan a combatido a la filosofía, ha hecho la guerra a los filósofos; Lacan fue un antifilósofo”, aseguró. Y luego de un extenso narrar sobre este enfrentamiento, las implicancias y su propia posición al respecto, mientras emanaba cierta ironía de su discurso, pasó a lo que pudimos observar como su “defensa” del filosofar sin acto.
Más allá de tales apreciaciones y las cuestiones “de poder”, lo que rescatamos como sustancial es lo siguiente, según palabras de Badiou:
-- “Filosofía y Psicoanálisis tienen una pregunta en común: la cuestión de la verdad ¿Cuál es la relación de la verdad a lo real? La verdad no puede concernir sino a lo real (dice Lacan). Una verdad siempre expresa lo real de una situación, digo yo (dijo Badiou).
El proyecto filosófico incluye las preguntas qué es, para qué, y no conciernen sino a lo real. La verdad no es una adecuación: el pensamiento está separado de lo real, no es conocimiento de lo real. Entre el pensamiento y lo real hay un vació.
La cuestión central es ¿cuál es la relación entre la verdad y el vació? Dónde esta el vació es cuestión del psicoanálisis y la filosofía. Y para la filosofía, pensar el vació exige fabricar muchos conceptos. En tanto la lógica del psicoanálisis es la antifilosofía. Hay una posición ontológica del inconsciente (el Ello en Freud); Ello piensa, el inconsciente piensa en su dimensión ontológica”.

Ante un auditorio que resultó obviamente pasivo (no por el “alto porcentaje de mujeres” asistentes, quienes se mostraron bastante inquietas), Badiou finalizó su decir, con una fuerte actitud de despegue de cualquier homologación Psi, y lo hizo con gravedad.
-- “No hay que recuperar el psicoanálisis en la filosofía. Debemos distinguir verdad de sentido”, dijo contundente. Para lo cual diferenció:
-- “En religión hay identidad de la verdad y el sentido: Dios es el nombre.
-- “Para el psicoanálisis la verdad no tiene sentido y es insensata.
-- “Para la filosofía, hay una separación de verdad y sentido, que influye al psicoanálisis…

Entonces, Badiou llamó a una actitud de corte “zizekiano” (si existiera el neologismo), en relación a lo que el esloveno llama “la necesidad de un espacio para ejercer el derecho a no gozar, frente a una sociedades en la que todo impulsa a la satisfacción” como sentido de la existencia.
Dijo el francés:
-- “Hay que tener el coraje de no consolarse con el sentido”.

Zizek
Días después que Badiou negara dimensión filosófica a Lacan, en la Facultad de Filosofía Zizek aseguraba lo contrario.
-- “La realidad para Lacan, como para cualquier buen filósofo –y Lacan era un filósofo–, no es lo que está afuera sino lo que uno acepta como realidad”.

Sin diálogo
Evidentemente Badiou y Zizek no dialogan a través de sus tipificaciones de Lacan. Y como nos sorprendió la posición de Badiou de “combatiente galante”, en referencia a la posición “antifilosófica” de Lacan, decidimos cruzarla con la que se desprende de la aseveración de Zizek, para otorgarnos un espacio que invite a la reflexión.
Nuestra intención es abrir preguntas sobre otras posibles vías de acceso al “ejercicio” filosófico.
Entonces, veamos.
En el Foro de Filosofía hemos afirmado que “la tarea del pensamiento filosófico estriba en impulsar al límite las hipótesis y los procesos, aun cuando puedan resultar catastróficos… La filosofía ‘es’ si ‘desajusta’ los acomodamientos a líneas reflexivas preexistentes… así como el acto vital es fundamento del arte, en nuestra concepción la filosofía implica un acto de creación… La Filosofía que aparece bajo su condición de pensamiento abstracto, no es ‘nuestra’ filosofía… porque la filosofía ya no es voyeur del pasado, pues ha desaparecido su objeto de seducción: la supuesta ‘verdad’”.

-- ¿La filosofía es reflexión acción?
-- ¿Si postulamos el pensar actuar, estamos hablando de antifilosofía?
-- ¿Si la verdad está separada del sentido, es adjudicable una relación de aquella con el vacío?

De verdad
Vamos a tratar de “caer” en el vacío, que supuestamente “separa” (¿y a la vez relaciona?) la “verdad” y lo real. Y si ponemos comillas a verdad, es porque de su nominación emana una pretendida “categoría de inmutabilidad general (aunque cambie su expresión de valor), aun en falta”.
Pero ocurre que, en el marco de un escenario obsceno, como el contemporáneo, en el que los objetos y los sujetos apelan a estrategias fatales -“las cosas proliferando al infinito” y el “sujeto imposibilitado de producir sentido”- (2), se ha producido un “éxtasis” de la verdad. Así, la verdad se encontraría en estado de disolución (¿o de des-ilución?), en un proceso que no “concierne a -ni se expresa en- lo real” (Lacan - Badiou).
A partir de las conjeturas que dicen que la “verdad no es sentido” (Badiou) y “lo real es lo que como tal acepta el sujeto” (Lacan según Zizek), se puede observar no un vacío sino la “plena” vigencia del simulacro. El simulacro como sinsentido, cómo autorreferencialidad “sin condicionamientos a valores de verdad” del sujeto. Porque este, en su irreversibilidad, se convierte en clon sin “su” inconsciente.

-- ¿Hay sentido o sinsentido?
-- ¿Verdad es?
-- ¿Real es?
-- ¿Y si la apariencia, en su hiperexposición, fascinara a lo real privándolo de finalidad?


Con la cordialidad de un inactual

© Ric DuróCoordinador del Departamento de
FILOSOFIA de CIUDAD POLITICA
Baires. Diciembre 8, 2003
filosofia@ciudadpolitica.com


(1) Coordinador del Departamento de Psicología Política de CIUDAD POLITICA. Politólogo, Sociólogo y docente de la Universidad de Buenos Aires.
Se accede al texto completo de la conferencia en http://www.ciudadpolitica.com/modules/news/article.php?storyid=266
(2) Ver “Las estrategias fatales” de Jean Baudrillard

texto disponible en: http://www.ciudadpolitica.com/modules/news/article.php?storyid=273

Otros textos relacionados por Autor o categoria.



Reading: Badiou, Zizek: Dos afirmaciones y ningún diálogo.Post Link to Twitter

0 RESENTIMIENTOS:

Publicar un comentario

ACCEPT OR DENY?

ULTIMOS COMENTARIOS EN SAUDADE MAS POSTS EN SAUDADE
poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad