poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad ......................................................................................................
SERVICIOS PSICOLOGICOS. (787)763-2228 Policlinica Dr. Alcantara. Ave. Simon Madera #804 Villa Prades, Rio Piedras, P.R. M-J 3:00-7:00PM
......................................................................................................

17 nov. 2009

Entrevista a John Torres para Revisita Ceiba de la Universidad de Puerto Rico en Ponce


Por Julio Cesar Pol, poeta y economista.

Cae la tarde al llegar a Carraizo al apartamento de John para conversar sobre su producción literaria y su último libro Fiebre de Fresno (Premio Olga Nolla 2007) que acaba de ser publicado por Terranova en una esplendida edición internacional doble. Llamo y nadie contesta. La puerta está abierta, entro y miro alrededor. En la antesala hay una confusión de luces pequeñas que vienen de todas partes y desorganizan la atmosfera pálida del lugar. El poeta, reconocido por su estilo en ocasiones hermético y enigmático estaba más adelante en la sala con un ataque de risa descontrolada producto de su lectura de un Condorito. Me encantan, no me canso de releerlos. Confiesa el bardo con alegría de niño. Esto sí es sopa de pollo pal espíritu- Dice entre risas. Ginebra con tónica? -Me pregunta y asiento.

Yo te acompaño con agua de soda. Una resaca fantasmal me atormenta como un mal sueño. Afirma y desaparece en busca de alcohol y agua.

De fondo hay una música baja e ininteligible, un ritmo lento e hipnótico, repetitivo, y al regresar John comenzamos nuestra charla.

JC: Como describes el vinculo entre la literatura klingoniana y la del patio.

JT: Ah vaya brillante, brillante, veo a lo que te refieres. La crítica como una ciencia ficción. Me gusta, hay que desarrollar ese tema. Esas batallas épicas, esas alianzas, esos imperialismos. Lo mantendré en el tintero.

JC: A qué te refieres cuando dices que celebras con alegría de guitarra al ver tus propias palabras salir de la boca y de las páginas de otros como mariposas o maldiciones, con adornos tiernos o penosos?

JT: Yo digo que esas reproducciones son homenajes y muestras de afecto y admiración. Y me parece absurdo ver escritores ofendidos con teorías de conspiración y plagio, esa no debe ser la actitud, así lo veo yo.

JC: Se ha dicho de tu poesía que la descomposición o desarticulación del self, manifestada en tu poética a través de una desorganización del lenguaje en un estilo marcadamente despojado y anticonvencional, es un rasgo distintivo de tu trabajo, eso me hace pesar en Barthes “In every poet there is a naturalist”. ¿Crees que el poeta crea mundos posibles, que reorganiza lo real en nuevos sistemas o paradigmas?

JT: Bueno Cesar, Si yo digo por ejemplo -a veces me sorprendo a mi mismo pensando si es correcto decir algo de tal o cual forma y al darme cuenta me vuelvo a morir de risa dentro del carapacho desanimado de mi pobre personaje; por supuesto es imposible decir algo en tal estado avanzado de descomposición etc etc, no estoy tanto creando un mundo sino forzando una atmosfera. En mi caso ese es mi norte, forzar atmosferas. El poeta produce según sus intereses, gustos, experiencias… no hay leyes universales, ni sistemas pre configurados, no los hay. Cuando el poeta siente que pierde el alma lo que pierde es fe en el leguaje. O sea, parte del trabajo del poeta es lograr encontrar esa forma de estar en el mundo que nos permita perdernos para ganar esa certidumbre que nos da la conciencia de que decir nos aleja de las cosas, que comunicar es imposible y así producir con mayor pureza desde ese abandono, desde esa lucidez que nos permite anunciar que de un pecho a otro pecho no hay puentes si no abismos insondables.

JC: He visto que en tus trabajos, ya sea en tus ensayos o en tu poética, está presente el economista, el místico y el erotólogo confundidos, entremezclados, librando un duelo a muerte. Y esto se puede apreciar tanto en los textos como conjunto como en frases aisladas, veo un estilo que puede angustiar o repeler al espectador de una forma perversa o atrayente. Es premeditada esta repulsión atractiva, este junte de sensaciones conflictivas?

JT: Caramba confieso que me enredaste con esa pregunta-acota John entre risas-, sobre seducción y sobre el mal hablemos en otro momento con café y cigarritos, si se puede. Estos temas exigen estados calmados y contemplativos.

JC: Como defines tu poesía en una frase?

JT: Ehhhhh… que tal un cruce pasteurizado entre la producción de un beatnik y un choirboy.
-Muy bien, digo y nos reímos.

JC: ¿Cuál es tu contexto en términos político, económico y religioso? ¿Cómo crees que tu contexto en estas áreas ha influenciado tu producción literaria?

JT: Mi contexto político, económico y religioso es precario y escribo sobre la precariedad en un lenguaje precario o sea que la influencia está bien clara, eso lo reconozco.

JC: Actualmente eres profesor en una universidad en los Estados Unidos. Entiendes que la experiencia con la cultura estadounidense ha enriquecido tu obra. ¿Cuál es su aportación a tu poética?

JT: Oh no! Creo que esa es una pregunta cargada y te la contesto pero fuera de record, no quiero armar bochinches tontos, -dice John alarmado y entre risas.

JC: ¿Cómo ha influenciado tu formación como psicólogo tu poesía? Tratas de convertir a tu lector en un paciente?

Bueno me haría feliz que el que lea mi poesía sea paciente por que escribo medio enredado y se puede desesperar. Si. La paciencia es tan necesaria como los padecimientos que son parte de estar vivos.

JC: A que publico le escribes y con qué intención le escribes.

No pienso en un público cuando escribo…

JC: ¿Qué tu esperas obtener de tu trabajo como escritor?

Sano entretenimiento, buenos ratos de diálogos que se descarrilen seducidos por las tangentes y los personajes secundarios.

JC: Entiendes que el escritor tiene la necesidad de fingir.

El otro día tuve que visitar la UPR de Ponce ubicada en una zona céntrica y accesible de ese pueblo al lado de Plaza del Caribe y que generosamente publicara esta entrevista próximamente y estuve pensando que el escritor es un hombre común, necesita lo mismo q las demás personas, comida, sueño y poder pagar las cuentas, sentirse a salvo de los perseguidores, de los reales y de los ficticios que pueden ser harto mas angustiantes. El poeta no tiene más necesidad de fingir o actuar que cualquier otra persona tiene q hacerlo para lograr cumplir sus roles sociales pero pues la poesía es literatura, es un invento, no estás hablando de la realidad en términos reales con un lenguaje real, a lo que alude parra en su poema del hombre imaginario. En el mejor de los casos estás hablando de lo primero que se te ocurre, la cosa es destilar esos impulsos en algo mesurado, una suerte de violencia controlada.

JC: Muchos dicen que uno es poeta cuando publica su primer poemario. ¿Qué cambios ocurrieron en tu entorno y en ti como escritor luego de la publicación de Fracturas del devenir?

JT: He… pues tuve que hacer algunas presentaciones y entrevistas y al principio es divertido por la novedad pero luego se puede volver pesado y repetitivo, pero si es de vez en cuando no está mal y hasta puede ser motivacional. Ahora todo depende de la personalidad y las motivaciones. Hay quien depende de la publicidad como de una droga.

JC: Que nos puedes decir sobre este nuevo poemario (Fiebre de Fresno, Premio Olga Nolla 2007) que acaba de salir en edición doble bajo el sello Terranova?

JC: Estuve varios años trabajando este libro. Deseaba elaborar algo que fuese una continuación o cierre de Fracturas del devenir (Isla negra 2006) atendiendo específicamente el trabajo sobre las posibilidades de la forma modulada por la falta, por sus infinitos desplazamientos y permutaciones. Fracturas del Devenir fue un experimento formal sobre estas posibilidades. Creo que caí en una trampa y terminé escribiendo algo diametralmente opuesto a lo que originalmente tenía previsto. Me tomé mucho riesgos en materia de forma y contenido, pero no sé escribir de otro modo, son estos pequeños riesgos o saltos simbólicos al vacío lo que me mueven a seguir escribiendo, debe ser parte de lo que llaman juissance o goce escritural, esa búsqueda de lo que está más allá, creo yo.

JC: ¿Cuáles son tus planes o proyectos literarios para el futuro cercano?

JT: Retomar la escritura.

JC: ¿Donde ubicas tu producción literaria a nivel personal dentro de la producción literaria contemporánea?

JT: Al sur de ningún norte, desencajada.

Otros textos relacionados por Autor o categoria.



Reading: Entrevista a John Torres para Revisita Ceiba de la Universidad de Puerto Rico en PoncePost Link to Twitter

0 RESENTIMIENTOS:

Publicar un comentario

ACCEPT OR DENY?

ULTIMOS COMENTARIOS EN SAUDADE MAS POSTS EN SAUDADE
poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad