poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad ......................................................................................................
SERVICIOS PSICOLOGICOS. (787)763-2228 Policlinica Dr. Alcantara. Ave. Simon Madera #804 Villa Prades, Rio Piedras, P.R. M-J 3:00-7:00PM
......................................................................................................

20 ene. 2010

infierno blanco: hilo a la fiebre


a luis, por el contexto, de entre los pocos el más incondicional.


como la atávica inmolación de los alcoholes que intentan sostener torpemente tu existencia

John Torres, “Leaving Las Vegas”





amigos tuve muy pocos.

escasísimos en ese barullo

tabacalero y sureño.

una pena que se perpetúen así los mitos.

de mi especie, un puñado:

un cubano exiliado, un vasco vasco,

instructores mal tratados,

un primo noctámbulo y,

honestamente, algo descuidado--

igual que otro judío, algo amigo.

un argentino rufián.

una gringa en un vaivén

de buenas intenciones

y remordimientos.

al menos, a ellos recuerdo

como gas luz entre tanta espada,

niebla falsa, luz estridente,

por noches negras faldas.



los demás, ya son, para ponerlo bien,

conocidos: optimistas ilusos,

intrusos oportunistas, oportunistas

simples también, chovinistas,

faranduleros, teóricos lejos

del buen maestro y sus prácticas.

histéricas castrantes,

castrantes simples también.

ciegos de falsa fe en escritos

también simples y vacuos.

ante todo, de cobardes

ya acomodados en casilleros

después de tenues pataletas.

arrogantes creídos, y arrogantes,

creídos, vanguardistas grises.

insólitas estrellas sin polvo mágico.

profesores sordos y sórdidos,

también cobardes y, a veces,

castrantes y estrellados. pero,

ante y sobre todo, cobardes.



odié duke y aún así siento.

tierra de fantasmas de fantasmas.

dos veces genitivo, que no errata.









duke




la visión del túnel promete el relámpago de la tierra primera permite que el frío regrese a la region del mal

John Torres, “Leaving Las Vegas”





Conocer el fondo de un méndigo,

su inocencia legal, su intemperie

y dejarlo casi morir bajo un puente

en el canto gris de un lóbrego gallo

de hielo plomo en un invierno.



Básicamente, esa es la catapulta

de un golpe en que se hace el prestigio.









muerte ámbar





a mathew feshkens





“morirse es cuestión de economía”

John Torres, “Leaving Las Vegas”



rincones de asco

aún quedan de esos rincones.

aún.

aún el vómito.

algunos han dado

el resguardo.

los que han podido,

llegaron a tiempo.

pero, aún quedan de esos rincones

con olor a alcantarilla.

los papeles

densos,

de prensa espesa,

tan sólo llenan el ángulo

de insalubres hongos.



los que despertaron

antes que el reloj,

muchos, quizá todos--

me opacan la verdad

las mentiras y sus veladuras

--llevaron prontamente

lo que pudieron

para aliviar la nausea,

la asfixia, el asma,

el jerez rancio…

algunos todo, otros

llevaron mucho,

unos bastante

hasta que se hizo la colecta

para la pirra del cadáver

que íbamos a ser todos.









luz gas



a los instructores y a los estudiantes que supieron o con ética intentaron instruir el bien.



tres días tras tu partida te contemplas claro y liviano

John Torres, “Leaving Las Vegas”



lenta y constante

porque eres de entre nobles.

alineada a la izquierda

con pocas pretensiones

porque te ocupas de proteger

a los elementos más reactivos

y de dejar ir a los menos.

si fueras luz como tal,

como se dice en física,

con el fulgor de un rayo,

hubieras durado tu tiempo

y sólo hubieras vivido

como un recuerdo.

luz gas, cumples tu tempo

y a nuestra verdad te debes

sin arrojarte en sorpresas.

clara y liviana transeúnte

partidas entre clases y en ellas.









a quien escribe estos poemas





a quien escribe estos poemas





cazar el amanecer gravitando tiene sus riesgos

John Torres, “Leaving Las Vegas”





tantas caras y múltiples manos.

pechos, brazos y piernas,

y más piernas y más brazos sin alas.

vivir al paso del ying y el yang,

delfines durmiendo alternando

es una encomienda loable.

mas se mueve la tierra desde su boca.

se despierta del pesado letargo.









intriga




debemos resucitar

John Torres, “Leaving Las Vegas”





llegan los rumores que puede ser mañana,

día del rey negro.









intacta





confieso haber tocado la hoja de lata,

el peso polvo de plomo.

haber mal-dicho y maldecido.

haber deseado el mal con furia animal.

pero, ¿negarán que el mejor arma

es aquella que se abandona?

¿negarán que la mejor estrategia es

llegar hasta el vértigo del abismo

y saber, con tres pasos hacia atrás,

que los pájaros son los que vuelan?

que lo mal dicho y sus maldiciones

siguen siendo minuta pecata

frente al maleficio hecho hecho.

intacta, con tres por ciento de margen,

llegué a la cama de rosas tampoco sin morfina.









que sean felices





sucede que ya no eres dueño de tus decisiones incluidas las elementales

John Torres, “Lucía y el sexo”



si lo que acabo de ver es cierto,

que alguien liberó la cautiva

antes de yo haber llegado,

ellas felices como mejor quieran.

pero, por favor, ya que está en sus manos,

dioses humanos: libérenme de espectros.









ahora





finalmente,

se pusieron de acuerdo.

iso facto

dieron media vuelta y dejaron

en ese infierno tabacalero

papeles, plumas, bolígrafos,

tiestos, libretas, libros

y se fueron al unísono,

finalmente,

despiertos.



texto de Jaditza Aguilar


Otros textos relacionados por Autor o categoria.



Reading: infierno blanco: hilo a la fiebrePost Link to Twitter

0 RESENTIMIENTOS:

Publicar un comentario

ACCEPT OR DENY?

ULTIMOS COMENTARIOS EN SAUDADE MAS POSTS EN SAUDADE
poesia cuento ensayo novela literatura libros filosofia psicoanalisis posmodernidad